Las sesiones de LOM son características: trabajamos en un taller, de pie y usando la mano no dominante.

LOM no trabajamos sobre la expresión, sino con la impresión, lo que tiene que ver con nuestro interior.

Para facilitar ese trabajo, pintamos de pie y con la mano no dominante, lo que permite que nos centremos en las impresiones en un contexto fuera de la crítica y la interpretación. Si usáramos la palabra o usáramos nuestra mano dominante, recurriríamos rápidamente a lo que "solemos hacer y pensar", alimentando un ciclo que justamente queremos parar, para dar lugar al bienestar.

 

Otra característica del trabajo en el taller, es que usamos pinturas con un alto valor de luminosidad y capacidad de cubrir, las que aplicamos directamente con la mano, rara vez usamos un pincel.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *