Las personas tienen a menudo la dificultad de dejar a un lado la intención de solucionar un problema y se aferran a la creencia de que, para solucionar un problema, es imprescindible encontrar una explicación del mismo.

Pero la realidad es que, cuando tenemos un problema, lo que necesitamos es una solución más que una explicación.

Manteniendo esta creencia, la soluciones suelen pasar desapercibidas, buscamos explicaciones porqué pensamos que una solución sin explicación es irracional. No reconocemos que la solución es la mejor explicación del problema.

Con esta perspectiva en que trabaja el método de arteterapia LOM, la explicación del problema pasa a ser una mera distracción que nos aleja de la solución del mismo.

Por este motivo se dice que LOM es un método orientado a soluciones. No usa la pintura para interpretarla o obtener un resultado artístico, usa el hecho de pintar para motivar un trabajo personal interior basado en el objetivo propuesto al iniciar la terapia.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *